Noticias

31.ene.2017 / 01:25 pm / Haga un comentario

202 años de la muerte del General José Félix Ribas

Tal día como hoy murió el General José Félix Ribas, quién fue uno de los héroes venezolanos más importantes en la lucha contra el yugo español de la primera parte de nuestra independencia.

José Félix Ribas nació en Caracas el 19 de septiembre de 1775, en el seno de una familia de la oligarquía criolla. Asistió al Seminario, aunque tiempo después se dedicó a la agricultura. En 1976 se casó con Josefa Palacios, tía de Simón Bolívar su filiación lo hace partícipe en la gesta independentista de Venezuela, tomó parte en la Junta Suprema de Caracas en abril de 1810.

El episodio más importante de su carrera bélica fue el de la batalla de La Victoria (12 de febrero de 1814) en donde logró frenar a las fuerzas realistas de José Tomás Boves (comandadas por Morales, ya que éste estaba herido), con unas tropas poco experimentadas, formadas principalmente por jóvenes estudiantes (varios de la Universidad de Caracas) y seminaristas que Ribas había logrado reclutar. Durante el conflicto les dijo a todos estos jóvenes: “No podemos optar entre vencer o morir, es necesario vencer”. Después de varias horas de resistencia, llegaron los refuerzos comandados por Campo Elías, sellando así la victoria.

El “Vencedor de los tiranos” así lo nombró nuestro Libertador Simón Bolívar por defender apasionadamente la causa republicana, pues su gesta fue clave para salvar la Segunda República. De ahí su grito “Viva la República”. La imagen de Ribas está asociada con la juventud, pues en honor a los estudiantes y seminaristas que dieron su vida en la batalla, se decretó el 12 de febrero como el Día de la Juventud.

Ribas, es considerado como una Importante figura de luchas independentistas en Venezuela. Lideró un batallón de jóvenes inexpertos en la guerra para obtener el triunfo en la Batalla de la Victoria, el 12 de febrero de 1814

Su carrera militar se inició como coronel y jefe del recién creado Batallón de Milicias Regladas de Blancos de Barlovento. En 1812, bajo el mando del Generalísimo Francisco de Miranda, participó en la campaña contra Domingo Monteverde.

Posteriormente, en Caracas asumió el cargo de comandante militar de la ciudad. En ese año, tras la caída de la Primera República, José Félix Ribas y Simón Bolívar se dirigieron hasta Curazao y luego hasta Nueva Granada, lugar donde Bolívar inició su campaña hacia el Río Magdalena, y de allí a la Campaña Admirable, que terminó el 13 de agosto de 1813 con la entrada triunfal de Simón Bolívar a Caracas, y le retribuyó a Ribas al nombrarle como Comandante General de la Provincia, y su posterior ascenso como General de División. Los triunfos de José Félix Ribas los consolidan las batallas de Niquitao, Horcones, Vigirima, y la célebre Batalla de la Victoria, obtenida el 12 de febrero de 1814.

Una vez caída la Segunda República, José Félix Ribas intentó llegar de los Llanos hacia Caracas, pero los realistas lo interceptan y ajustician a su sobrino y al criado que les acompañaba. El 31 de enero de 1815, Lorenzo Figueroa ordenó su muerte en la Plaza Mayor de Tucupido; tras el fusilamiento público, su cuerpo fue desmembrado, y su cabeza frita en aceite y posteriormente enviada a Caracas.

La historia ha sabido reconocer sus méritos, y el 10 de febrero de 1947 la Asamblea Constituyente decretó celebrar cada aniversario de la Batalla de la Victoria, como el Día de la Juventud, en honor a los jóvenes que le acompañaron. Asimismo, desde el 19 de septiembre de 2005, los restos simbólicos del General José Félix Ribas, reposan en un cobre en el Panteón Nacional.

El General José Felix Ribas, murió en Tucupido el 31 enero 1815, tras huir  con un sobrino y un criado, luego de ofrecer una resistencia heroica a Morales en Maturín en ese año, pasada la batalla de Urica el 5 de diciembre de 1814 donde luchó  contra los realistas para salvar la Segunda República en el que  fue delatado por un esclavo llamado Concepción González. Allí fue capturado y torturado, su cabeza fue frita en aceite y fue enviada a Caracas, en donde se exhibió dentro de una jaula.

En su última batalla Ribas contó con fuerzas de aproximadamente 2 mil soldados contra 5 mil del enemigo. La batalla se decantó a favor de los realistas pero con una dolorosa pérdida: la muerte de Boves y la propia del general José Félix Ribas.

Texto:@PartidoPsuv_Ccs

Imagen: Archivo

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.