Noticias

14.abr.2017 / 09:02 am / Haga un comentario

Los mensajes emitidos van dirigidos a desmoralizar al enemigo, en este caso: la militancia chavista. Buena parte de la actual coyuntura política venezolana, donde grupos opositores generan focos de violencia llamados ‘guarimba’, tienen su correspondencia en las redes sociales.

En ellas se libra también una batalla para posicionar matrices de opinión que justifiquen la acción de los violentos. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, participa de esa confrontación digital, al hacerse eco de un video en el que, supuestamente, se lanzan bombas lacrimógenas a manifestantes de la oposición desde un helicóptero.

Hecho que fue catalogado por Caracas como un “falso positivo”, según el Ministerio de Relaciones Interiores de Venezuela.

 Pretexto En Venezuela, las redes funcionan como “amplificadores” de la estrategia violenta opositora, explicó a RT el bloguero venezolano Luigino Bracci.

“La oposición elabora una intensa actividad en las redes sociales porque necesita proyectar, a nivel internacional, la falsa idea de un país en caos con protestas en cada esquina”.

Señaló que el tuit enviado por Almagro forma parte de la misma estrategia. “Él publicó un video donde se intentan mostrar cosas que no ocurrieron, pero se vale de las redes para generar una matriz de opinión negativa contra Venezuela”.

 Estrategia psicológica. Quizá lo más difícil resulte poder detectar en las redes, cuándo se publica un hecho informativo o cuándo es unanoticia falsa destinada a generar terror, precisa William Izarra, comandante retirado de la Fuerza Aérea venezolana.

“El uso que la oposición le da a las redes sociales, es parte de un estímulo psicológico para afectar, para desmoralizar y generar pánico en la población. La oposición venezolana utiliza las redes bajo técnicas de guerra psicológica”.

Para Izarra, “pánico, miedo y desmoralización” son elementos importantes del lenguaje de la guerra.

“El factor psicológico es fundamental. Y quien lo hace intencionalmente en las redes, no solo genera terror, sino que emplea tácticas de guerra para desmoralizar al factor enemigo, en este caso, la revolución”.

Refiriéndose a los hechos de violencia, que la oposición llama ‘guarimbas’, consideró que esos focos “son apenas una expresión del conjunto de un plan de golpe de Estado. Es el segmento que se utiliza para dar forma a la guerra psicológica y destinado a la generación de caos”.

Insignificancia. El hecho de que las imágenes de violencia en Caracas tengan como destino a un público internacional, hace que no se correspondan con el teatro de operaciones real, dijo a RT Walterio Lanz, integrante del Consejo de Sabios de la Patria.

“La oposición sabe que esa guarimba es una insignificancia, numéricamente hablando. La sostienen pequeños grupos. Cuando uno mira el mapa y precisa cuántos poblados han protagonizado cortes violentos de rutas, se da cuenta de que eso es, estadísticamente, inexistente. Tiene un propósito principalmente mediático”.

Lanz llama a los venezolanos a no hacerse “caja de resonancia” de los mensajes de los grupos de poder que se encuentran detrás de los partidos políticos de la oposición y que hallan en las redes su trinchera, “la misma empleada como arma por las llamadas ‘revoluciones de colores’”.                                                                                                            Texto: https://actualidad.rt.com /Imagen: Archivo

 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.